Hot couture

Longchamp Box-Trot

¿Cuál es la definición del bolso perfecto para la chica francesa?

• La forma: elegante y estructurada, pero clásica con un twist.

• Su tamaño: lo suficientemente grande para los esenciales de diario,

pero no tan grande para que el peso sea un problema.

• La correa: ajustable para llevarla de diferentes formas,pero

preferentemente para dejar las manos libres.

• Los herrajes: auténticos y elegantes, todo lo contrario de ser llamativos.

Ahora ese bolso perfecto tiene un nombre: el Box-Trot de Longchamp. Box-Trot alude tanto a los orígenes ecuestres de Longchamp (recuerde que la marca retoma su nombre de la pista de carreras más famosa de París), como al estilo propio del bolso: una pieza con forma geométrica y líneas puras diseñada para la parisina de espíritu libre que vive la vida activamente.

Confeccionado con una piel de becerro suave, que es firme al tacto y con bordes redondos, el Box-Trot muestra el savoir-faire tradicional y artesanal de Longchamp, mientras destaca su espíritu decididamente moderno.

La solapa está aderezada con un medallón del icónico caballo y jinete en acabado dorado mate, una certera metáfora para la energía y la independencia de la mujer Longchamp.

El Box-Trot está disponible en cinco colores —los atemporales negro y coñac, un naranja intenso y los trendy, lila y verde ciprés—. Además, se encuentra en tres tamaños: una bolsa mediana con dos correas de hombro para ajustes cortos y largos, así como cualquier medida intermedia; una versión más pequeña con una correa de hombro ajustable; y una versión mini con una linda asa superior y una correa para el hombro extraíble. La colección se complementa con una pieza de marroquinería, una cartera con correa larga, una forma segura y elegante de llevar dinero y tarjetas.

Presentamos el Box-Trot, de Longchamp.

Simple pero sofisticado, espontáneo pero elegante: la definición misma del chic francés. Llamémoslo:

¡Perfección en una bolsa!