Health & wellness

¿Es posible tener un mal orgasmo?

Desafortunadamente, es posible tener un mal orgasmo y eso no significa que el encuentro sexual sea o no placentero, o que las sensaciones del orgasmo ya no sean imprescindibles o hayan desaparecido. Existen razones físicas o psicológicas de por qué el orgasmo se puede ver afectado. LELO te comparte la razón del por qué el orgasmo puede sentirse mal y como puedes cambiar esto.
Cuando la gente experimenta un mal orgasmo lo describen como una reacción puramente física sin placer. Otros describen sus orgasmos como dolorosos. Si bien el dolor durante el orgasmo puede indicar una disfunción sexual, muchos dicen que su dolor es específico de la condición ya que sus cuerpos no están excitados ni preparados para sensaciones intensas.

Cuando la mente y el cuerpo no están sincronizados.
Cuando el cuerpo está excitado y la mente no, o viceversa, algunos problemas pueden reducir la posibilidad de tener un orgasmo. Investigaciones anteriores han demostrado que las personas pueden experimentar el orgasmo en situaciones no sexuales, desde hacer ejercicio hasta amamantar y cepillarse los dientes.
La causa de los problemas del orgasmo femenino puede ser física o psicológica. Las causas más comunes incluyen experiencias traumáticas previas o problemas de relación, preocupación por el sexo, trastornos emocionales (como depresión), problemas de salud

física, cambios o problemas hormonales, ciertos medicamentos, no recibir suficiente estimulación, cirugía ginecológica previa y otros problemas de salud. Los problemas de orgasmo pueden comenzar cuando se activa alguna razón anterior, pero sentirse presionado al orgasmo puede ser muy estresante y restarle valor a toda la experiencia, incluso si terminas teniéndolo.
Algunas mujeres también descubren que tienen un orgasmo mientras se masturban en lugar de con una pareja. Esto podría deberse a problemas de relación o falta de estimulación. Aunque algunas mujeres no necesitan un orgasmo para disfrutar del sexo, no tener un orgasmo puede ser un problema para otras mujeres y sus parejas. No es un secreto que la conexión personal crece a partir de un sentimiento de comodidad y de perderse en momentos de placer compartido con la pareja. Si tienes problemas para tener un orgasmo con tu pareja, prueba Tiani Harmony, un vibrador para parejas controlado por una aplicación. Cuenta con dos motores que excitan a ambos, lo que lleva a un objetivo común muy íntimo: un orgasmo armonioso.

¿Dónde conseguir ayuda?
Si tienes problemas para alcanzar el orgasmo, consulta a un ginecólogo. Ellos te pueden revisar para ver si existe alguna causa física que este provocando el problema y puede ser tratable. Por ejemplo, los ejercicios regulares del suelo pélvico sirven para fortalecer los músculos alrededor de la vejiga, la vagina y la espalda y pueden ayudar si tienes problemas con el suelo pélvico.
Por otro lado, si la causa es psicológica, puede ser útil acudir a un terapeuta sexual o a un psicólogo. Como mencionamos antes, si tuviste una experiencia traumática previa o problemas de pareja, esto también podría ser algo que esté causando el bloqueo del orgasmo. Hablar con un terapeuta sexual o un psicólogo podría ser de gran ayuda.
La suposición de que el orgasmo siempre se alcanza con el sexo placentero deseado es problemática y potencialmente dañina. Las parejas sexuales también deberían compartir sus preocupaciones y deseos cuando se produce un orgasmo, ya que un orgasmo no significa necesariamente una necesidad de sexo, la presencia de excitación o una experiencia general que sea “buena”.

https://www.lelo.com/es/summer-sale