Hot couture

CHOPARD

Alpine Eagle XL Chrono, De Lucent Steel A223

Funciones de precisión y estilo dinámico

La colección de relojes sport-chic Alpine Eagle despliega por primera vez su cronógrafo con función flyback sobre una correa contemporánea y deportiva de caucho. Declinado en dos opciones de esfera, Azul Aletsch o Negro Abasolo, el reloj Alpine Eagle XL Chrono de Lucent Steel A223 sigue estando muy marcado, al igual que toda la colección, por su inspiración en la fuerza del águila y la belleza de los Alpes. Certificado cronómetro, su movimiento automático con función flyback – el Chopard 03.05-C – es objeto de tres patentes que demuestran su precisión y facilitan al mismo tiempo su manipulación.

Un movimiento cronógrafo a la vanguardia de la innovación

La oferta Alpine Eagle XL Chrono se refuerza con dos modelos de un diámetro de 44mm. Deportivos y masculinos, su caja extragrande está forjada en Lucent Steel A223, una innovadora aleación de acero puesta a punto por Chopard por sus propiedades antialergénicas, su solidez y su brillo incomparable, obtenida a través de un meticuloso proceso de refundición. En el lado derecho la integración de los pulsadores ligados a las funciones del cronógrafo se ha llevado a cabo sutilmente a ambos lados del protector de la corona y de manera discreta para no chocar con la armonía de las formas y la simetría que caracteriza al Alpine Eagle.

En el corazón del reloj, el calibre Chopard 03.05-C, desarrollado y ensamblado por los artesanos de los talleres de relojería de la Casa, es uno de los movimientos cronógrafos más innovadores del mundo. Garantizando una autonomía de 60 horas, es objeto de un diseño elaborado que asegura unos ajustes precisos y una utilización óptima de las funciones de cronometraje. Está equipado con una rueda de columnas y también es el resultado de varias innovaciones técnicas que le han valido a Chopard el registro de tres patentes, fruto de la audacia de sus equipos de investigación y desarrollo.

En primer lugar está provisto de un sistema de engranajes unidireccional que evita las pérdidas de energía, garantizando al mismo tiempo una carga rápida, una función muy apreciada en la familia de los cronógrafos, que se caracterizan por la gran cantidad de energía que requieren. Además, su sistema de embrague vertical garantiza un arranque preciso de la medida de los tiempos. Este calibre cronógrafo es también de tipo flyback, lo que permite un cronometraje inmediato de los tiempos cortos gracias a tres martillos pivotantes de brazo elástico que facilitan volver a situar de inmediato los contadores a cero.

Provisto de una función de parada de segundos que permite un ajuste preciso del reloj, el movimiento Chopard 03.05-C está certificado Cronómetro por el Control Oficial Suizo de Cronometría.

Una correa de caucho deportiva y contemporánea

Anteriormente presentado con correa integrada de metal y sobre una opción de cuero, el modelo Alpine Eagle XL Chrono ahora disfruta de un nuevo estilo gracias a su correa de caucho. Las múltiples ventajas de este material lo convierten en el perfecto aliado de los cronógrafos deportivos sometidos a las condiciones más extremas: resistente al agua, fiable en cuando a su duración, maleable y cómodo de llevar, ofrece al reloj al que acompaña un estilo dinámico. Con el caucho los talleres de la Casa han sabido preservar la elegancia y la identidad del Alpine Eagle recuperando la forma de la versión con eslabones metálicos que es el ADN de la colección: en ligera disminución y con una pieza central en relieve. Así, el material se adapta, pero la identidad y la armonía de las proporciones se mantienen a través de dos nuevos cronógrafos contemporáneos. También se presta al color, puesto que la correa se adapta al tono azul o negro de la esfera de cada uno de los dos nuevos modelos Alpine Eagle XL Chrono.

Chopard sigue una larga tradición de correas deportivas de caucho. En 1995 los talleres de la Casa fueron unos de los primeros en utilizar este material de fuerte potencial creativo que reproduce la goma de los neumáticos Dunlop de los años 60 en las correas de su colección de cronógrafos Mille Miglia. Posteriormente, esta tendencia, que los Mille Miglia no han cesado de alimentar, se ha ido difundiendo ampliamente en el mundo de la relojería.

Una esfera en el ojo del águila

Inspirándose en la belleza de la naturaleza la colección se mantiene fiel al tono de sus esferas que hacen referencia al glaciar de Aletsch (el mayor glaciar de Suiza) para la versión azul, y a la oscuridad intensa de las noches de la montaña, cuando la vida salvaje recupera sus derechos sobre el hombre, para la declinación en Negro Absolu. Por su parte, la textura y el diseño radiante de la esfera evocan al iris del águila. La aguja de los segundos, con extremo en forma de pluma, sobrevuela una visualización muy legible marcada por unos contadores azulados. Índices y agujas están recubiertos de Super-Luminova® Grade X1, un tratamiento que presenta la ventaja de no perder nada de su intensidad con el tiempo y que es más luminoso que un tratamiento de Super-Luminova tradicional.

En el reborde se presenta la escala taquimétrica, discretamente marcada de rojo al nivel de las graduaciones 100, 160 y 240. Dividida en cuatro niveles, la graduación está marcada con diferentes separaciones que varían en 5, 10, 20 o 40km/h por línea. Esta disposición facilita la lectura de las medidas de velocidad media y forma parte del dinamismo estético de la esfera.

Un tourbillon en libertad, innovador y certificado

Un tourbillon volante se caracteriza por la ausencia de puente superior. La jaula del tourbillon, al estar únicamente sostenida por el puente inferior, parece volar creando un efecto de transparencia a través del movimiento. Resultado de los desarrollos del primer calibre de Chopard Manufacture (el L.U.C 96.01-L presentado en 1997) el L.U.C 96.24-L es de una delgadez similar, es decir, de solo 3,30 mm.

Gracias a este movimiento extraplano las proporciones del reloj Alpine Eagle FlyingTourbillon se han optimizado: la caja se ha realizado en solo 8 mm de grosor y los flancos y el bisel se han hecho más estrechos en comparación con el modelo Alpine Eagle Large clásico, ofreciendo una abertura más amplia sobre la esfera. Esta armonía de las proporciones, que desde siempre ha caracterizado a la colección, proporciona alreloj un estilo elegante y delicado, totalmente adaptado a la ligereza de la complicación. 

Característica rarísima en un tourbillon, el movimiento L.U.C 96.24-L está equipado con una función de parada de segundos que permite una puesta en hora precisa. Además, esta precisión ha sido certificada por el Control Oficial Suizo de Cronometría, como demuestra la inscripción « Chronometer » situada en la esfera bajo el logo. Además, los relojes con tourbillon volante de Chopard son los únicos del mercado en haber recibido la certificación de Cronómetro y el prestigioso Punzón de Ginebra para esta categoría. 

En el mercado de los relojes con tourbillon volante, los de Chopard son los únicos que han recibido no solo la certificación de cronómetro, sino también el Punzón de Ginebra. Este último garantiza la buena factura y el buen funcionamiento de los relojes ensamblados en el Cantón. Grabado en el fondo del reloj, representa las armas de la ciudad de Ginebra formadas por una llave de oro y, sobre todo, un águila: un símbolo que no deja de recordar la inspiración principal de la colección Alpine Eagle. 

Gracias a sus dos barriletes superpuestos según la tecnología Chopard Twin, el  movimiento garantiza 65 horas de reserva de la marcha y su carga automática se lleva a cabo mediante un microrrotor de oro de 22 quilates cuya densidad contribuye a la estrechez del movimiento. Ejecutado por los artesanos de la Manufacture, cada uno de sus componentes está decorado con Côtes de Genève como prueba de la importancia que Chopard Manufacture concede a los detalles. 

Una estética con personalidad

Con su diseño depurado y personal, la colección Alpine Eagle refleja tanto la riqueza creativa y el espíritu visionario de Chopard como su inspiración en la fuerza de la naturaleza. El modelo Alpine Eagle Flying Tourbillon es fiel a esta estética: una caja redonda de flancos estilizados, una corona grabada con la rosa de los vientos, un bisel con ocho tornillos funcionales indexados, una esfera estampada en tonos oscuros,unas indicaciones luminiscentes y, por último, un brazalete de metal especialmente agradable de llevar. 

El Alpine Eagle Flying Tourbillon está realizado en Lucent Steel A223, una innovadora aleación de acero desarrollada por Chopard por sus cualidades antialergénicas, su solidez y su brillo incomparable, que se obtiene a través de un meticuloso proceso de refundición.  

L.U.C Strike One

Edición limitada de 25 piezas de oro ético rosa de 1quilates

La sonería al paso accede a una nueva dimensión acústica y estética 

Chopard despliega la experiencia desarrollada con su repetición de minutosL.U.C Full Strike sobre una nueva generación de relojes con sonería al paso. El modelo L.U.C Strike One tintinea al paso de cada hora sobre un timbre de zafiro monobloque patentado por Chopard, cuya acústica ha recibido la garantía artística de los virtuosos Renaud y Gautier Capuçon, que hanreconocido toda su profundidad emocional.

 Equipada con el nuevo movimiento L.U.C 96.32-L, esta sofisticada pieza de 40 mm de diámetro de oro ético rosa de 18 quilates posee el certificado de Cronometría y el Punzón de Ginebra. Su esfera de oro macizo de color gris rutenio está decorada enguilloché a mano con un motivo de nido de abeja. Con su pulsador integrado en la corona, su delicado tamaño de 9,86 mm y su sonoridad cristalina, el modelo L.U.C Strike One proporciona, con una elegancia extraordinaria, una dimensión sonora al paso del tiempo.

Un dominio sin igual del reloj con sonería 

El nuevo Calibre 96.32-L presenta la arquitectura típica de los calibres L.U.C con su carga automática mediante microrrotor de oro ético grabado de 22 quilates. Además, la tecnología Chopard Twin, con su doble barrilete, ofrece una reserva de la marcha de 65 horas, incluso cuando se activa el modo sonería. Esta estabilidad demuestra la calidad de los desarrollos de Chopard y la gestión de la cuestión de la energía. 

Además, este calibre incorpora una serie de nuevas características respecto alprimer movimiento con sonería al paso que presentó Chopard Manufacture en 2006. La primera es que el pulsador que controla la sonería, antes situado a las 10 horas, ahora se encuentra integrado en la corona. Es él el que permite cambiar del modo silencio al modo sonería al paso, que se indican en una ventana perfilada en oro situada a las 12. Más discreta, más cómoda también, esta implantación es, hoy en día, una característica propia de Chopard. Además, el movimiento L.U.C 96.32-L es más estrecho que su predecesor, el L.U.C 96.14-L, lo que permite que la caja del nuevo modelo L.U.C Strike One posea un grosor de menos de 10 milímetros. Sus delicadas medidas de 9,86 mm lo inscriben en la tradición de elegancia y sobriedad que caracteriza a la colección L.U.C. La correa de aligátor gris con forro de aligátor tono sobre tono, montada sobre una hebilla de oro rosa ético de 18 quilates, también lo atestigua.

Lorquestación de los talentos

Con el fin de optimizar y perpetuar la riqueza acústica del sistema monobloque deltimbre/cristal de zafiro del L.U.C Full Strike, Karl-Friedrich Scheufele tomó una nueva iniciativa. En 2018, cuando asistía a un concierto del violinista Renaud Capuçon, se dio cuenta de que un reloj de repetición de minutos debía concebirse como un instrumento musical y ofrecer una cosa más: emoción.

Renaud Capuçon es uno de los virtuosos de su época, pero también es especialistaen acústica y sonoridad, al igual que su hermano, el violonchelista Gautier Capuçon. Ambos tocan unos instrumentos que cuentan con varios cientos de años y cuya perfección y singularidad han resistido el paso del tiempo. Karl-Friedrich Scheufele invitó a ambos solistas, así como al profesor Romain Boulandet, jefe del Laboratorio de Acústica Aplicada de la Escuela de Ingeniería de Ginebra HEPIA, cuyos estudios, realizados en una cámara anecoica perfectamente aislada de la contaminación acústica, han demostrado que el sonido del repetidor de minutos de Chopard es claro, potente, armonioso y cristalino.

L.U.C XP

El diseño en estado puro Elemental sin ser básico, desnudo de artificio, pero, sin embargo, lleno de relieve, el nuevo reloj L.U.C XP encarna la pureza del design de la colección L.U.C. Su elegancia natural y desenvuelta está hecha de detalles. La textura de su esfera, la lana virgen de su correa, el resplandor de sus índices y su delicadeza se inscriben en la tradición de los sastres de Savile Row. Para el gentleman contemporáneo el L.U.C XP es como un traje de franela de cachemira azul combinado con una camisa de Sea Island y una corbata de Ancient Madder:un clásico moderno para los hombres de buen gusto.  

Dos agujas, sin segundero, sin fecha, nada más que lo esencial. El L.U.C XP es la quintaesencia de la Alta Relojería de Chopard. Vestido de acero, realzado con una esfera azul satinada con atributos de oro rosa, este reloj ultrafino y ultrachic es mucho más sofisticado de lo que pueda parecer a primera vista.   

MinuciosidadLos relojes L.U.C son un compendio de detalles y todos ellos han de estar perfectamente pensados y ejecutados sin que se noten. Así es como se expresa la elegancia natural del L.U.C XP, haciendo que este reloj se pose sobre la muñeca como si estuviera hecho a medida. Prolongación del espíritu de Savile Row que envuelve a la creación L.U.C, la búsqueda de unas proporciones y una caída perfectas se expresan en las líneas de la caja de acero del L.U.C XP. Con 40 mm de diámetro encaja perfectamente en cualquier tamaño de muñeca. 

Con solo 7,2 mm de grosorcombina perfectamente con todo el vestuario masculino: con una camisa de popelinade algodón o de lino, con un jersey de punto ligero o de 8 cabos o con un polo de manga corta o manga larga.   EstiloEl L.U.C XP también se expresa con un carácter firme. Algo de osadía hay en estaesfera de color azul intenso, cuya profundidad se ve reforzada por la textura de su superficie. Profundamente satinada, juega la baza del mate y la modernidad, mientras que los índices en aplique, las dos agujas y los números árabes brillan con un cálido resplandor.

 Así, aparentemente casi desnuda pero rica en materiales, la esfera del L.U.C XP engaña y a la vez deleita a la mirada, a la manera de un tejido de falso liso, una micro pata de gallo o un Príncipe de Gales tono sobre tono.  El L.U.C XP se entrega sobre una correa de lana merina procedente de esta raza de ovejas famosa por la delicadeza de la lana que produce. Como complemento se incluye una correa de cuero de aligátor granate forrada de aligátor marrón. Teñido de azul profundo, este tejido entrelazado se inscribe en la línea de la correa de cachemira azul que se presentó en 2017 sobre un modelo anterior del L.U.C XP y en la de cuero con relieve que se presentó en 2018 con el L.U.C Quattro.  

ExcelenciaChopard ha creado con el L.U.C XP un reloj extraordinario que, sin embargo, no lo ha producido en una edición limitada. Es el ritmo de las colecciones L.U.C, el esmero que rige su fabricación, el que dicta las cantidades, obligatoriamente reducidas. Esta exclusividad, natural, sin efectos especiales ni artificios, está enraizada en la filosofía de la Alta Relojería de Chopard y en su proceso de artesanía.   El L.U.C XP está equipado con el calibre L.U.C 96.53-L. Ultrafino, este movimiento está acabado de acuerdo con los elevados estándares de Chopard Manufacture. Su carga automática se efectúa mediante un micro rotor de tungsteno grabado, cuyo importante peso optimiza la capacidad de carga. Alimenta dos barriletes superpuestossegún la arquitectura patentada Twin de Chopard. Juntos garantizan al L.U.C XP una duración de la marcha de 58 horas.