MIU MIU
Hot couture

MIU MIU




Una reacción y un reflejo de la realidad, una economía, una frescura que se encuentra en las iteraciones de prendas eternas y universales. La colección de Miu Miu primavera-verano 2022 de Miuccia Prada es un ejercicio de referencia e investigación de la realidad, utilizando lo existente para crear lo nuevo..

Los cimientos son clásicos – pantalones, suéteres, camisas, blazers, trajes y vestidos entubados, arquetipos absolutos de la vestimenta cotidiana. Se encuentra un nuevo equilibrio de proporción al cortar en pedazos – conservando el carácter creíble de cada uno, pero alterando su relación con el cuerpo.

Los pantalones se cortan en faldas abreviadas, suéteres y camisas talladas para revelar el cuerpo. Los bordes se dejan en bruto, elementos de construcción expuestos en conmemoración de la espontaneidad de estas acciones. La noción de reelaborar piezas existentes se extiende a una colaboración con New Balance – los tenis 574 se vuelven a proponer en mezclilla blanca, caqui o azul, con bordes sin rematar.

Los bordados reflejan la decoración de la indumentaria nocturna, embelleciendo vestidos y trajes. Todos los días junto con todas las noches, el lenguaje estético del día y el vestido de noche tienen un propósito y un significado dentro de la vida. Un antídoto para la novedad sin sentido, la colección examina las realidades fundamentales de la vestimenta, las necesidades y deseos de las personas de su ropa. Es una amplificación de la actualidad – un enfoque en la realidad.


Junto a la realidad, la fantasía: los espacios físicos y virtuales del desfile de Miu Miu están marcados por obras de la artista Meriem Bennani, cuyo cuerpo de trabajo explora las relaciones íntimas mediadas a través de la cámara. Aquí, esa idea se repite y se superpone con otra interrelación, la mujer y la moda.

Concebida junto con la colección, Bennani controla la transmisión en vivo de Miu Miu a través de una serie de intervenciones artísticas cinematográficas protagonizadas por su propia madre. Estas secuencias de fantasía se mezclan en tiempo real en la transmisión del show para difuminar las líneas entre lo virtual y lo real.

Subrayando estas ideas, el interior del Palais d’Iena se interrumpe en lugar de transformarse. Su arquitectura permanece, una pasarela realizada por AMO serpenteando a través del centro, el público balanceado en sillas de oficina Eames como un eco de la función continua del Palais’ como lugar de trabajo.


En el Palais, Bennani instala pantallas en forma de binoculares para atravesar el espacio, reformando y reeditando la experiencia física del show y proyectando sus películas en la vida real. Al igual que con la ropa de la colección, estos cortos crean un nuevo trabajo – editar la realidad, alterar las percepciones.